• 30.09.2019
  • admin-seo
  • 0

Nutrición y Actividad Física | Alimentación y Actividad Física

Nutrición y actividad física: efectos

La actividad física regular está relacionada con la mejora del bienestar mental y físico. Investigaciones recientes indican que:

  • laspersonas activas y en buena forma física no reaccionan ante situacionesdifíciles con tanto estrés como las personas inactivas,
  • seha encontrado que los programas regulares de ejercicio previenen y reducen lossíntomas de la enfermedad, entre ellos el riesgo reducido de enfermedadcardíaca, dolor lumbar, depresión y osteoporosis, etc.,
  • unestilo de vida activo mejora el sueño, el estado de ánimo, la actividad sexualy la autoestima al aumentar la energía, facilitar la pérdida de peso yproporcionar un mayor contacto social,
  • elejercicio aeróbico mejora la resistencia y la salud cardiovascular, mientrasque las actividades no aeróbicas mejoran la flexibilidad y la fuerza.

La actividad física no necesita ser extenuante para ser beneficiosa. De hecho, todos tenemos muchas oportunidades de ser más activos en nuestra rutina diaria. Sube las escaleras en lugar de tomar el ascensor. Camina a la tienda en lugar de conducir. Usa una cortadora de césped de empuje en lugar de una cortadora de césped eléctrica (o contratar al hijo de su vecino). Nunca es demasiado tarde para ser activo. Si ya estás activo, sigue así. Si no lo eres, empieza!

Alimentación y actividad física: programa de ejercicios.

Consejos para desarrollar un programa de ejercicios:

  • antesde comenzar, consulta a tu médico acerca de cualquier limitación en tuactividad;
  • eligelas actividades correctas;
  • elmayor desafío es mantenerlo, elige las actividades que realmente disfrutes. Loideal es alternar entre ejercicio aeróbico (cardiovascular) (en el que tu ritmocardíaco se acelera en un rango objetivo durante 20 minutos o más) y ejercicioanaeróbico (como entrenamiento con pesas o yoga);
  • eligemás de una actividad y alternalas. Incluye al menos una cosa que puedas hacercuando haga mal tiempo y ten ideas tanto para el verano como para el invierno.experimenta. Si no ha intentado algo antes, inténtelo (pero tenga cuidado paraevitar lesiones en los principiantes). Recuerda que si no te gusta puedescambiar a otra cosa.

Nutrición y actividad física: recomendaciones.

Estírate primero

Aprende a hacer ejercicios de estiramiento correctamente, luego asegúrate de hacerlos antes de cada sesión de ejercicios. Esto puede ayudar a reducir la probabilidad de dolor o lesiones relacionadas con el ejercicio.

Haz los ejercicios con un amigo

O haz nuevos amigos cuando hagas ejercicio. Esto aumentará tu motivación y disfruta de tus actividades.

La frecuencia es más importante que la duración

Los períodos cortos regulares de ejercicio (3 o 4 veces a la semana) son mejores que los períodos largos e irregulares.

Céntrarte en el disfrute

Algunas investigaciones muestran que las personas que se ejercitan para disfrutar y desafiar parecen mostrar mejoras en el estado de ánimo más fuertes que las personas que se ejercitan principalmente para verse mejor. Trata de poner énfasis en cómo te sentirás en lugar de cómo quieres verte.

Nada cambia de la noche a la mañana

Usa la configuración de metas cuando desarrolles un programa de acondicionamiento físico y asegúrate de elegir algo que se pueda lograr. Por ejemplo, intenta nadar una vez durante 5 minutos, en lugar de comenzar por comprometerse a 70 vueltas al día

Alimentación y Actividad Física: recomendaciones

Durante las vacaciones, el centro comercial es como una carrera de obstáculos. Te tejes dentro y fuera para esquivar a los compradores que vienen. Mueves el montón de bolsas de un lado a otro, haciendo todo lo posible por no golpear al hombre que está descansando en el banco al pasar. Hacer compras en medio de las multitudes de vacaciones puede ser una prueba de voluntad y paciencia, pero también puede agudizar tus reflejos y darte un poco de ejercicio. Aquí hay algunas formas más de ejercitar más que solo tu tarjeta de crédito mientras estás de compras:

Aparca tu coche más lejos. Es posible que no tengas otra opción cuando los centros comerciales se llenan de gente. En lugar de enfurecerse en la frustración, acechar a los compradores para salir de tu lugar o gastar gasolina en el estacionamiento, sigue adelante y estaciona en el interior del país. La caminata mejorará tu circulación, aumentará tu respiración y te dará la energía que necesitas para enfrentar a la multitud.

Toma una vuelta de calentamiento. Rodear el centro comercial una vez te dará una posición rápida de la tierra y un poco más de tiempo para estirar las piernas y calentarte.

Correa en tu podómetro. Estos pequeños gadgets pueden ser realmente motivadores. El solo hecho de ver los pasos que das acumulados podría inspirarte a seguir caminando frente a las tentaciones del patio de comidas.

El juego de ponderación. Las largas colas pueden parecer tiempo de inactividad, pero no si usas un equipo de fitness sigiloso: un abrigo de invierno voluminoso podría ocultar los pesos de las muñecas, y los pesas en los tobillos proporcionarán una capa adicional de calor para salir al frío. Ah, y las pesas también te proporcionarán un poco de ejercicio de resistencia a medida que realizas tu negocio en el centro comercial.

Sube por las escaleras. Si te sientes lento, las escaleras pueden ser justo lo que necesitas. Algunos centros comerciales están instalando letreros para alentar a la gente a subir las escaleras, y estas pequeñas señales visuales parecen ayudar.

Actividad física el centro comercial. Puedes sentirte avergonzado de tener una pose de yoga completa o hacer sentadillas en el patio de comidas, pero puedes mezclar algunos movimientos de fitness a escóndidas. ¿Quién se dará cuenta de que si levantas los dedos para tonificar tus pantorrillas? Nadie te verá apretando y liberando tus abdominales debajo de ese suéter. Veinte repeticiones de la liberación apretada ayudarán a pasar el tiempo en una larga alineación.